Lo que nunca dijiste

Hola a todos un día más. Últimamente me está costando bastante escribir algo decente, sin embargo espero que os guste esta nueva entrada y que me dejéis vuestra opinión. 
Me gustaría saber si a alguien le interesaría que hiciera reseñas de libros o películas y, si es así, si tiene alguna sugerencia. 
GRACIAS POR LEER. 
Un abrazo.



 ***




Lloro  tu ausencia, aunque se que estás ahí, en algún lugar. 
Temo a la oscuridad, duermo con una pequeña luz encendida, porque quiero que sepas que estoy ahí, que estoy aquí.

Nunca me dijeron que esta falsa soledad dolía tanto.
Que guardar un lo siento doliera tanto.

Estoy rota sin ti. 
Pero no quiero admitirlo. Admitirlo sería admitir mi fragilidad, admitir que me encuentro perdida en medio de un bosque del que no puedo escapar. Sería admitir que te necesito, que aún espero tu regreso.

Voy cada tarde a la parada de bus en la que nos dijimos adiós, en la que nos prometimos que tarde o temprano nos volveríamos a ver. En la que nos prometimos cosas que nunca hemos cumplido, que ya no vamos a cumplir.

Paso por los lugares en los que nos formamos. Paseo entre las columnas en las que nos conocimos, en las que nos abrazamos por primera vez. Vuelvo a los lugares en los que fuimos nosotros, en los que nos dejamos llevar. En los que improvisamos.

Imagino que te veo; que te vuelvo a ver.
Y me da miedo pensar lo que veo, lo que llego a imaginar.

Eres el recuerdo del que siempre desearé escapar.
Al que siempre desearé encontrar.

Todo lo que siempre deseé que me dijeras. Que me susurraras al oído. 
Todas las cosas que nunca me dijiste, ¿a dónde van? 
Se esconden.
Pienso que las necesito, pero no es así.
Algún día, se que nuestros caminos se volverán a encontrar y que entonces las oiré, escucharé esas palabras que nunca me dijiste; que nunca te dije.

Tengo miedo,quiero suponer que en cierto modo, es normal. 
Tengo miedo de la normalidad que se me viene encima cuando pienso en una vida sin ti, pero más miedo de lo que me pueda deparar escuchar una vez más tu voz. 
Escuchar una vez más a tus ojos, intentando decirme otra vez más algo que es imposible que se haga realidad. 
Tengo miedo de lo que puedan pensar. De lo que yo pueda pensar.
Tengo miedo de esos paseos que no se a donde me van a llevar. De esos pasos que siempre cambian al emprender, una vez más, el camino.
Tengo miedo de verme en una encrucijada en la que tengo que elegir como seguir. 
Temo la próxima vez que te vea, porque no se si mi fuerza aguantará una asalto más.


Dime, ¿qué es eso que siempre quisiste decir?

Comentarios

Entradas populares de este blog

partes de mi

El té de Celina

Invierno sin ti.