Volver

He desaparecido un mes pero aquí estoy de nuevo. Espero que esta entrada os guste y que me dejéis vuestra opinión, siempre estoy deseando saberla. 

Recomendación musical (está canción ha estado en repetición durante horas mientras escribía este texto): Lovesong - Adele

Gracias por leer. 


***


Te leo.
Te escucho.
Te veo.
Y todo vuelve.

Vuelven los sentimientos, vuelven los temores.

Vuelvo al pozo negro del que no hace mucho salí; a mi propia cárcel de barrotes de sentimientos tan oscuros y tan fuertes que tienen el suficiente grosor para encerrarme durante mucho tiempo.

Vuelvo al temible sueño del que escapé.

Vuelvo a echar de menos algo que no tuve, que solo creí tener; vuelvo a eso que no era real, que solo era un reflejo de lo que realmente buscaba, de lo que de verdad deseaba.

Miles de veces. Vuelvo atrás. Igual que tu, igual que tu recuerdo.

Y así nos encontramos en este punto intermedio que es nuestra historia, sin acabar; una historia sin ni siquiera empezar. 


Estoy asustada, vivo escondida en un rincón de mí misma, de mi interior.
Vuelves a mi vida, y yo ya no se que hacer, vivo insegura.

Insegura de mis decisiones, insegura de que mi corazón me lleve a hacer cosas que no quiero, que no estoy dispuesta hacer.
Insegura de ser otro paso más. Insegura de las palabras que me decías, palabras que de nuevo me susurras al oído.

Quisiera ser fuerte y poder olvidarte, poder dejarte ir. 
Vives encerrado en mi interior, vives dentro de una historia que solo está en mi cabeza, en mi corazón. 
Quisiera poder deshacerme de ella.
Deshacerme de ti. 

Solo nos dijimos adiós con palabras, y no con hechos. 

Quisiera, necesito, volver atrás.
Decirte todo aquello que te debería haber dicho. Todas las razones que me guardé, todos los porqués que nunca pude decir. Todas las preguntas para las que necesitaba una respuesta sincera. Repetir todas esas preguntas que tuvieron respuesta, pero que nunca fueron verdad. Necesito una respuesta para todas esas mentiras que de tu boca nunca salieron. Tienes, tenías, el poder de decir una mentira disfrazada de verdad y una verdad camuflada en cientos de mentiras.  

Tus ojos ya no me engañan. Ya no me confunden, porque soy incapaz de mirarlos. 

He crecido.
He cambiado demasiado y tu no has estado para verlo, para sentirlo, para cambiar junto a mí. Sin embargo ahora puedo ver tus mentiras y tus verdades que son pero que nunca serán; y por ello, me alegro. 

Siempre te querré, eso lo se.
Lo se porque no puedo evitar pensar en ti y echarte de menos.
Pero quiero avanzar, quiero alejarte de mi.
Lo se, porque ahora se que alguien te puede mentir gritando verdades con los ojos, lo se porque me doy cuenta de que incluso tu sabías que era un camino de un solo sentido, de un solo caminante. Y yo no formaba parte de él.
Me hiciste creer que era libre otra vez, y ahora se que lo soy.
Lo se, porque ya es tarde; es tarde para sentir, para ver, para decir la verdad.


Comentarios

Entradas populares de este blog

partes de mi

Invierno sin ti.

El té de Celina