trocitos de mi

Gracias por leer.
No me olvido de vosotros, aunque haya poquitos, pero tenía que centrarme en mi durante un corto espacio de tiempo.
Sigue en pie la idea loca de mandaros las cartas de "Un nosotros sin ti" a vuestra casita escritas por mi con mucho mucho amor (podéis ver como está quedando una en la parte derecha de la versión web). Si queréis participar mandad un email a lavieestboheme@outlook.es 
Espero que os guste, o que no os disguste mucho, este trocito de mi.
Gracias por seguir ahí. 





***


Hoy me apetecía escribir. Escribir sin ningún propósito en particular. Escribir de mi, de mi vida; escribir como medio de escape. 
Puede que no salga nada poético, que salga lo peor que nunca he escrito.
Alguien me dijo una vez, o puede que lo soñara, que de los errores se aprende, que puedes caer mil veces y salir airoso después.

Hay días en los que me gustaría ser otra persona, una totalmente diferente. Que ningún otro ser de este mundo me conociera. Poder ser alguien totalmente nuevo, sin llevar tras de mi todo lo que conlleva ser yo.
Poder enfrentarme al día como si de una libreta en blanco se tratara. No hay nada escrito, nada decidido, todo tiene ese olor a nuevo, a libertad, que muchas veces ansiamos necesitar. 

Todos creen conocerme. Todos creen saber quien soy. 
Solo soy yo, sin trampa, sin cartón. 
Solo pido que alguien se tome el tiempo suficiente como para poder conocer algo más de mi, conocer más allá de las apariencias, conocerme más allá de la superficie.
Pienso,que siempre me he caracterizado por ser una persona muy positiva, antepondría la felicidad de quienes quiero a la mía propia, siempre intento animar a los demás, da igual quien sea, que me caiga mejor, que me caiga peor, me gusta ayudar, me gusta ver la sonrisa de los demás.
Sin embargo, poca gente se para a preguntarse por mi, y de la que se para, poca queda ya. Todos acaban marchándose, intento mantener mi alegría, que nunca caiga en el vacío, que nunca se apague.
Muchas veces lo consigo, pero hay otras veces, pocas, en las que ese ser se me escapa.
Yo dejo de ser yo, pero sigo siendo yo.
Soy otra parte de mi y pocas personas la conocen, porque pocas personas me conocen de verdad.

Solo pido que se me considere como persona, que se me considere en igualdad. Una persona que puede tomar decisiones, una que puede equivocarse. Estoy segura de ello, me equivocaré muchas veces, tantas que no las podré contar, y en todas ellas creeré que lo hacía bien. Lucharé incluso por aquello que ya está perdido, y lo sabré.
No pido flores, regalos, no pido que me adoren; solo pido que, alguna vez, haya alguien que me conozca tanto que me entienda sin preguntar. 

Comentarios

  1. Todo el mundo es libre de ser quien quiera ser en el momento que lo desee, solo debe creer en ese querer ser, y quererlo -y valga la redundancia- con todas sus ganas. Y quererte a ti, corazón, que es el querer más importante e infalible que te puedas encontrar. Lo firma alguien que también te quiere, te respeta, y se pone triste cuando lee estas cosas, porque sabe que hay mucha más gente que intenta saber de ti de la que crees. Paqui.

    ResponderEliminar
  2. Una vez más me dejas sin palabras querida Paula. De verdad, es como si te conociera de otra vida xd. Sigue escribiendo, nos haces felices con ello.
    Un besazo, Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena por seguir por aquí y por tus palabras. Espero verte más por aquí!!! Gracias gracias gracias
      Un besazo, Paula

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

partes de mi

Invierno sin ti.

El té de Celina